4 Pasos para una Producción exitosa

4 Pasos para una Producción exitosa

En Bindiva nos tomamos muy en serio la producción, por lo que esta vez hablaremos sobre las fases que conforman la realización de los productos audiovisuales, y con ello esperamos ayudar a combatir una frase muy escuchada en el medio: “Si un video dura un minuto, entonces debe tardar un minuto en hacerse”.

Primero hay que entender qué es un producto audiovisual. Como su nombre bien lo indica, es el conjunto de elementos auditivos y visuales cuyo fin es comunicar o transmitir una idea.  Existen diferentes tipos: películas, comerciales, cineminutos, videoclips, documentales, videojuegos, reportajes, videos animados, entre muchos más.

Para que estos productos cumplan con su cometido y cuenten con una calidad óptima, es necesario que pasen por ciertas fases que combinen los aspectos financieros, técnicos, logísticos y creativos. Estas fases son: preproducción, producción y postproducción, y en su conjunto forman el proceso de Producción Audiovisual.

 

Preproducción

Aquí inicia la aventura. Se trata de las acciones requeridas antes de que se comience a grabar un proyecto. No basta con consolidar la idea en un guión o storyboard, hay que delinear el plan de trabajo, afianzar los elementos logísticos, decidir cuál es el equipo técnico y personal más adecuado, establecer un presupuesto y conseguir el financiamiento para comenzar labores. Luce laborioso y un poco tedioso, pero esta fase es el pilar fundamental en que se sostiene cualquier producción audiovisual.

Producción

¡Luces, cámara, acción! En esta etapa se generan los materiales que formarán parte del producto audiovisual: cintas de film, archivos de video, fotografías, sonidos o captura de movimiento (en el caso de los videojuegos). Mover iluminación, alistar actores, preparar la cámara, guardar silencio, etc. es una fase intensa y estresante en la que por lo general hay que ir en contra del reloj.

Postproducción

Todo principio tiene un fin. Aquí se consolidan, en un producto audiovisual final, los materiales generados anteriormente. En esta fase se construye la narrativa del producto mediante su edición y montaje, también se le agregan efectos visuales, corrección de color, gráficos, mezcla de sonido y otros procesos que manipulen los archivos originales.

Distribución

Ya tengo mi video, película o spot publicitario, pero ¿Dónde lo doy a conocer? Si bien la distribución no forma parte del proceso de producción audiovisual, es importante pensar en qué canales estará disponible un producto, porque ¿De qué sirve tener mi video si nadie lo ve? En la actualidad existen infinidad de canales de distribución: cine, redes sociales, televisión, radio, impresos, etcétera; cada uno con sus pros y contras. Para que nuestro producto audiovisual sea efectivo se debe pensar muy estratégicamente por cuáles medios presentarlo.

 

Llevar una idea al papel y después a la pantalla es un proceso complicado, arduo y estresante, pero en BINDIVA Films es lo que nos apasiona. Contar historias es el motor que nos impulsa a crear productos audiovisuales de cualquier tipo. Recordando al maestro Kubrick: «Si puede ser escrito, o pensado, puede ser filmado.»