7 Principios del Diseño

7 Principios del Diseño

 

Los principios no son verdades absolutas pero son los pilares fundamentales sobre los que se sostiene todo buen diseño. Principalmente, sirven como una guía para el diseñador que le permite crear una composición limpia, legible, atractiva y funcional. Claro está que cada disciplina que involucre diseño se compone de diversos factores, de un orden y jerarquía distintos, pero ninguno es más relevante que otro. Así como el diseño, los principios deben encontrar un punto de estabilidad. Es por ello que presentamos 7 principios del diseño a tener en mente al momento de trabajar con gráficos.

 

  1. EQUILIBRIO

Se refiere a la distribución de los elementos en el espacio asignado sobre el que se diseñará. Sin embargo, cada elemento cuenta con un peso visual, que se mide según su color, tamaño e incluso su textura. A partir de ello, puede tratarse de un balance simétrico que iguale los elementos en el diseño, partiendo de un punto central, o de un balance asimétrico que evite la regla anterior. Sin importar el tipo de balance, es una pieza clave para evitar que la composición resulte desordenada e ilegible.

 

 

  1. CONTRASTE

Sucede cuando dos elementos dentro de la composición son contrarios entre sí, ya sean formas, estilos, colores o tipografías. Muestra de ello puede ser una fotografía en blanco y negro. El contraste sirve para crear impacto y atraer de forma visual al espectador. Es importante detectar las características que contradicen ambos elementos en la composición, para que encuentren a la vez un balance adecuado.

 

 

  1. ALINEACIÓN

Sirve para generar orden en su totalidad, asegurándose de que los elementos se entrelacen a sí mismos a través de cierta retícula. Al alinear los elementos se crea una composición limpia, que de seguirse correctamente producen también contraste y equilibrio. Desde una perspectiva psicológica, el humano es instintivamente atraído hacia una imagen si esta se encuentra alineada, un proceso que la mente percibe inconscientemente y que genera satisfacción en el espectador.

 

 

  1. ÉNFASIS

Así como el acento en la palabra “Énfasis” la letra “E” tiene mayor atención, el énfasis se encuentra en aquel elemento que destaca sobre otros. Para ello, se puede recurrir a opciones como hacer dicho elemento de mayor tamaño, de un color más intenso que el resto, o que se componga de elementos diferentes en la composición. Considerando esto, puedes utilizar el énfasis para aquella idea sobresaliente en tu diseño.

 

 

  1. COLOR

Una pieza clave y parte fundamental en el diseño. El color es el eje rector que determina el ambiente del diseño, pues retomando la teoría del color, cada uno predispone al espectador hacia una emoción diferente. El azul suele referir a tranquilidad, el rojo a energía, el amarillo a felicidad, el verde a aquello referente al medio ambiente, etc. Sin embargo, así como cada color emite una emoción positiva, también emite una negativa. Para ello debemos profundizar en la teoría del color para elegir estratégicamente cuál utilizar antes de diseñar.

 

 

  1. ESPACIO BLANCO

Un elemento más a considerar es el espacio blanco, o espacio negativo, el único elemento preexistente en nuestro layout. Y no se trata más que del espacio vacío, pero no debe subestimarse pues no es el espacio sobrante sino que agrega de forma indirecta una jerarquía y organización, a la vez que permite al usuario un lugar de descanso visual. Por otro lado, es importante medir el espacio blanco, nunca debe excederse ni escasear.

 

 

  1. JERARQUÍA

Se refiere al recorrido visual que percibimos al ver una imagen según la relevancia de sus elementos. Si se tratara de la primera página de un periódico, por lo general, comenzaríamos observando el encabezado, el copy y la imagen que lo acompañan y pasaríamos a los subtítulos y sus correspondientes contenidos, recorriendo del mayor al menor. En el diseño, es primordial reconocer cuál es el mensaje más relevante para convertirlo en nuestro encabezado, y seguir con los mensajes secundarios. Para ello debemos considerar también que en occidente naturalmente observamos de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha, es decir una “lectura en Z”. A través de esto, podemos entonces comunicar de forma adecuada nuestro mensaje.

 

 

Los Principios del Diseño no están simplemente para componer una imagen, sino que a través de ellos tienes la oportunidad de narrar una historia. Fundamentalmente, es la historia lo que atrae a tu espectador, más allá de la perfecta alineación o de la revolucionaria combinación de color elegida.

En BINDIVA priorizamos estos principios en todos nuestros proyectos de diseño, porque al final, reconocer los elementos que resuenan en la mente de los usuarios es la clave para conectar con ellos.