7 Tendencias de logotipo en el 2017

7 Tendencias de logotipo en el 2017

El proceso de idear un logotipo es siempre complejo. Debemos entender a la marca, su nombre, el contexto y el mensaje que desea transmitir. Con todo ello en mente es que comenzamos a conceptualizar el logotipo. Su forma, su color, su tipografía. Sin embargo, consideramos que el estilo que elegimos para realizarlo es otro factor determinante para su éxito. En BINDIVA estamos al tanto de las últimas tendencias y las llevamos a cabo en cada uno de nuestros procesos, siempre actualizados e innovando de la mano del diseño. Por ello, presentamos las 7 tendencias de logotipo más influyentes del 2017.

  1. Trazos simples

Diseños sencillos, logotipos de un solo trazo, monocromáticos, líneas únicas. Sencillez pura es lo que caracteriza los logotipos de trazos simples. Ganaron popularidad dentro de los negocios porque denotan una actitud humilde, sencilla y tranquila. Son fáciles de comprender y resultan prácticos a la hora de plasmarlos en un soporte web. Pocos utilizan más de dos colores o trazos, en su estado más puro incluso carecen de tipografía pero no por ello son menos sofisticados. Son claros y concisos, comunican y se distinguen del resto.

  1. Formas simplificadas

Aunque esta tendencia podría parecer una característica de logotipos de trazos simples, las formas simplificadas recurren a una síntesis mayor del logotipo, figuras que retoman la geometría básica. Una característica fundamental en todo logotipo es que debe resultar fácil de recordar y de reconocer para el usuario, a pesar de que marcas populares no sigan dicha tendencia, las formas simplificadas son a la vez una estrategia para posicionar la marca y atraer la atención de la audiencia.

  1. Minimalismo

Bajo la tendencia del Flat Design, el minimalismo se extiende hasta la creación de los logotipos. Aunque este proceso ya es en sí sintetizado, el minimalismo busca la máxima síntesis posible. Un logo minimalista es práctico, no solo comunica el mensaje de forma directa, sino que refleja el propósito único de la empresa y lo comunica de manera efectiva a los clientes y los usuarios. Aquella misma practicidad, en la era digital, permite que el logotipo sea digerible, legible y atrae a la audiencia hacia la marca.

  1. Hecho a mano

Después del perfeccionamiento del scanner, optimización de tabletas de dibujo y trazos vectoriales con plumas digitales, trasladar un trazo hecho a mano y plasmarlo en diversos soportes ya no es problema alguno. A pesar de que la versión original, aquella trazada a mano, es digitalizada posteriormente, el isotipo o el trazo tipográfico que generamos es único, auténtico y con un toque personal. Aunque se plasme sobre un soporte digital, logotipos hechos a mano reflejan calidez, autenticidad e incluso carisma. Crea una mejor relación con la marca porque conectan con el lado humano del usuario.

  1. Vintage

Los clásicos nunca pasan de moda. El estilo Vintage ha ganado gran popularidad desde el 2016 pero sólo se ha reforzado desde entonces. El usuario, como ser humano, siempre toma a consideración el impacto emocional que un logotipo genera, incluso si lo hace inconscientemente, y es una predisposición natural el mirar hacia atrás, al pasado. Es por ello que el estilo Vintage genera impacto, ya que utiliza la nostalgia del usuario. No es precisamente una tendencia contraria al minimalismo pero no se distingue por la carencia de elementos, sin embargo, reflejan calidez y una actitud abierta al público.

  1. Espacio Negativo

La tendencia del Espacio Negativo se basa principalmente en la ley fundamental de la Gestalt: Figura/Fondo, donde al unir dos imágenes podemos percibir a la primera como figura y a la segunda como fondo, y viceversa. Mantienen cierto misterio al esconder la figura y su propósito es cuestionar la percepción del usuario. Aunque podrían generar desinterés por su intrincado diseño, en realidad atraen más audiencia por la brillantez e inteligencia con la que se produce. Le da al usuario la necesidad de descubrir de qué se trata y por ello se interesa en el logotipo.

  1. Logotipos animados

La digitalización de toda identidad, marca o producto ha permitido que esta tendencia evolucione. Un logotipo bien pensado y diseñado, que además se mueve, interesa y atrae. A través de GIFs animados, los diseñadores ahora pueden agregarle movimiento al logotipo, ya sea para desplazarlo sobre cierta retícula o para que se revele como sorpresa ante el usuario. Esta tendencia hace que el logotipo cobre vida, resulta interactivo, dinámico y sofisticado. Lamentablemente solo funciona en soportes digitales, hasta ahora.