8 Habilidades que debes explorar como Diseñador Gráfico

8 HABILIDADES QUE DEBES EXPLORAR COMO DISEÑADOR GRÁFICO

 

Además de habilidades personales que debes, o deberías, trabajar desde un principio, como lo son el trabajo en equipo y la colaboración, en el mundo del diseño gráfico existe un cambiante ritmo de trabajo que exige más allá de las áreas en las que eres bueno o que dominas a la perfección. Por ello te recomendamos 8 habilidades que debes explorar como diseñador gráfico que fortalecerán tu carrera profesional y que podrían ser cruciales al enfrentarte ante una nueva oportunidad.

 

  1. Administra tu tiempo

Así de sencillo. Dentro de cualquier empresa y en toda comunidad de diseñadores, no hay habilidad más fundamental que la administración del tiempo; sin importar si cuentas con todas las habilidades técnicas y creativas para desarrollar un proyecto exitoso o una obra de arte, la credibilidad que consigas como diseñador dependerá de tu habilidad para entregar el trabajo a tiempo. Administra tus horarios según tu propio ritmo, dosifica tus actividades a lo largo del día para evitar picos de trabajo y tiempos muertos, así como procrastinar, y no solo serás organizado sino eficiente.

 

  1. Involúcrate en redes sociales

Cada vez son más las marcas que se adentran en el mundo de las redes sociales. Si desconoces las herramientas que permiten a la marca desenvolverse en social media, la solución es involucrarte y conocer cómo funcionan de primera mano para el momento en que debas apoyar y respaldar a tu marca en una plataforma digital. A estas alturas es esencial formar parte de las redes sociales si queremos desarrollarnos profesionalmente; por otro lado, esto no involucra que debamos pasar todo el día en Facebook.

 

  1. Mantente siempre informado

Como se mencionaba anteriormente, el mundo del diseño gráfico se encuentra en constante movimiento, es una evolución incesante de ideas, tendencias, tecnologías, software; y debemos estar al tanto de todas ellas. El mundo del diseño siempre nos ofrece nuevas perspectivas y soluciones para nuestros propios proyectos, desde el PANTONE del año hasta la última actualización de Photoshop, y no podríamos cerrarle la puerta a esta habilidad, pues sería negligencia ante tan vital herramienta.

 

  1. Adéntrate en el mundo de la impresión

No hay mejor escuela de impresión que una imprenta misma. Pese a que la tendencia en boga parezca desviar cualquier recurso gráfico a un plano digital, el proceso de impresión es un conocimiento primordial que todo diseñador gráfico debería dominar. Fuera de lo que uno pueda aprender sobre la impresión, la práctica hace al maestro. Dentro de una imprenta comprendes tanto el proceso, como tipos de impresión, el armado, las tintas, el color y los acabados, con los referentes mismos. Comprendiendo dichos términos puedes superar tu diseño inicial de manera excepcional.

 

  1. Resuelve problemas nuevos con métodos nuevos

No hay mejor manera de conocer un método que desconocías mas que experimentando con él. Utiliza un programa de Adobe que jamás habías siquiera abierto, imprime en duotono en papel de color, usa tinta fotoluminiscente para serigrafía. Conoce metodologías nuevas y obtendrás resultados innovadores para tus futuros proyectos. No limites un concepto en tu mente, tómalo y llévalo lo más lejos posible. Experimentar es lo que hace a un gran artista.

 

  1. Utiliza WordPress

Aunque alcanzó su popularidad a través de la creación de blogs, WordPress es actualmente una de las herramientas más utilizadas para la creación de páginas web. La ventaja: No necesitas ser desarrollador web para comprender cómo funciona, de hecho su notable crecimiento se debe precisamente a su facilidad de uso. Y es a la vez alimentado por los desarrolladores, diseñadores y programadores, creando complementos y plantillas. Si desconoces por completo el diseño web, WordPress es un buen lugar para comenzar.

 

  1. Familiarízate con la Experiencia de Usuario

La Experiencia de Usuario, o User Experience (UX), no se trata solo de la mezcla entre el diseño gráfico y el diseño web, sino que ambos giran alrededor del comportamiento del usuario, de cómo este navega a través de las plataformas digitales y de cómo interactúa con el contenido. La Experiencia de Usuario es una disciplina que más allá de basarse en programación y codificación, además de estética visual y legibilidad, demanda una comunicación efectiva entre el producto mismo y su usuario.

 

  1. Conoce y practica con nuevas tecnologías

A la velocidad con la que se adapta el diseño gráfico a la tecnología, es fácil imaginar la sencillez con la que se podrá transferir a nuevas y mejores herramientas y plataformas. Las marcas siempre buscan la innovación en su camino, por ello es nuestro deber conocer los recorridos que podrían trazar eventualmente, así que estamos a tiempo para conocer herramientas especializadas que nos faciliten el trayecto. Desde tabletas de dibujo, software para rendering digital, animación digital, impresión 3D hasta realidad virtual. No hay que dominarlas en primera instancia, pero tener conocimientos básicos sobre sus funciones es un gran diferenciador como diseñador y un impulso para tu marca.

 

 

Pero no todo se trata del diseño. En el más estricto de los sentidos, nuestro deber primordial como diseñadores gráficos es comunicar. Generamos y comunicamos ideas para expresarlas visualmente, pero esencialmente el diseño gráfico se trata de la comunicación.

Sin embargo, no solo lo hacemos para el usuario a través de nuestro arte, también lo hacemos para el cliente, para nuestros compañeros de trabajo y para nuestro jefe. Sin importar el ámbito que nos rodee, comunicamos para todo el mundo todo el tiempo.

Y es por ello que en BINDIVA es crítico dominar nuestra habilidad para comunicar aquello que deseamos de manera efectiva, tanto en nuestro trabajo como con nuestros clientes.