Cómo posicionarse en redes sociales y no morir en el intento

Cómo posicionarse en redes sociales y no morir en el intento

 

Campañas, objetivos, audiencias, pautas, seguidores, likes, costo por resultado, presupuesto, interacciones, impresiones, reach… What? ¡Sí!, quererte adentrar en el mundo de marketing digital, específicamente hablando de redes sociales para posicionar tu marca no es simplemente abrir una red social y publicar por publicar lo que se nos venga en mente.

 

Efectivamente, se necesita de mucha creatividad y constancia para mantener a tu target interesado, manejando tendencias, noticias y por supuesto contenido relacionado con tu marca. Sin embargo, en este mundo digital hay un trasfondo de cosas que se deben saber antes de iniciar, claro, si es que quieres tener éxito y estar un paso adelante que tu competencia.

 

Posicionar una marca en el universo online requiere de grandes dosis de paciencia y como ya se mencionó anteriormente, constancia. Pues lo que se tiene que hacer es diseñar una estrategia integral.

 

Para esto, es recomendable tener en mente los siguientes puntos:

  1. Definir tu objetivo. Preguntándote para qué quieres estar en una red social, en qué te beneficiaría.
  2. Identificar a tu competencia y analizar sus acciones en redes sociales.
  3. Tener muy claro quién es tu audiencia, a quien le vas a hablar, cuáles son sus gustos e intereses.
  4. Identificar que redes sociales vas a utilizar, que por supuesto, le sumen a tu marca y no sólo te den más trabajo, porque ojo, cada red social tiene sus particularidades.
  5. Planear una estrategia de contenidos, con trends, noticias y temas de interés para tu audiencia.
  6. Realizar campañas con objetivos definidos. Si buscas tráfico en tu página Web, seguidores, interacciones, etc, tenerlo muy claro. ¡Y sí!, se pueden hacer varias campañas con diferente objetivo a la vez.
  7. Monitorear diariamente el status de tus redes sociales y evaluar el resultado.

 

Realmente, no hay recetas mágicas, ni instrucciones precisas pero con una buena estrategia previa y llevada a la acción se puede llegar a los resultados tanto deseados. Y por supuesto, también superarlos.