LOS 4 CRITERIOS PARA SER UNA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE

LOS 4 CRITERIOS PARA SER UNA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE

Cada vez con mayor frecuencia se encuentran empresas socialmente responsables, ya sea  como en el caso de México al obtener el sello ESR que otorga el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), o bien, que son avaladas por un organismo internacional, pero incluso puedes no contar con una regulación nacional o internacional y ser una empresa socialmente responsable.

Se entiende por empresa socialmente responsable quien involucra a todos sus stakeholders dentro de la estrategia de responsabilidad social, comprendiendo colaboradores, proveedores, comunidad, entorno medioambiental, etc.

En el caso de México, si optas por obtener el sello otorgado por CEMEFI deberás cubrir acciones en 4 rubros importantes:

1) Calidad de vida en la empresa: Este primer punto responde a la dimensión social laboral, dicho de otra manera; la calidad de vida de la comunidad interna y empleo digno, tomando en cuenta el clima laboral, constante capacitación, comunicación eficaz y trato digno. Dado que las empresas generan empleos y pagan salarios, estos deben ser justos y oportunos, impactando positivamente al día a día y desarrollo de los colaboradores quienes con sus ingresos fomentan el desarrollo de las comunidades donde radican. Accionar sobre estas vertientes da como resultado el aumento de autoestima, el uso adecuado de finanzas personales, mejora de trabajo en equipo, prevención de adicciones, entre otros, lo cual se traduce en un impacto positivo para las organizaciones.

 

2) Ética empresarial: Básicamente se refiere a los principios de respeto a la dignidad humana, el desempeño ético en los negocios y la prevención de negocios ilícitos. Al tener un trato ético permite a las empresas mantener relaciones de calidad y a largo plazo con clientes y proveedores generando mayores volúmenes de venta y por ende mayores ingresos. Varios autores afirman que la RSE lleva a obtener más ganancias, debido a una mejor imagen y mayor confianza de los stakeholders hacia ella.

 

3) Vinculación con la comunidad: Resulta importante considerar la vinculación y el compromiso con la comunidad y su desarrollo dando como resultado su participación como ciudadano corporativo con las comunidades en las que se encuentra inmerso. Citando a F. Barroso, en sus estudios sobre “Responsabilidad Social Empresarial”, se espera que las organizaciones realicen acciones que propicien el desarrollo de la sociedad colaborando con causas sociales y de bienestar público más allá de la mera filantropía debido a que ésta no necesariamente está conectada con la misión o visión de la empresa, es decir; las acciones que se lleven a cabo como donación, voluntariado, asistencia técnica para obras de beneficencia etc., por organizaciones sin fines de lucro, no sólo se trata de dar, sino de tener una participación activa que vincule positivamente con el negocio.

 

4) Cuidado y preservación del medio ambiente: Una de las grandes necesidades que hoy en día nos invita a accionar es el tema medioambiental, que en el caso de la RSC, esta promueve el respeto al entorno, los recursos naturales y el medio ambiente a favor de las generaciones futuras, este concepto está directamente vinculado con la definición de sustentabilidad: Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones. La importancia en el involucramiento de las organizaciones radica en que se encuentran inmersas dentro del espacio medioambiental, buscando minimizar el impacto que este pueda producir, además de motivar a sus stakeholders en la continua participación a cumplir con normas medioambientales sustentadas en los valores de la organización.

De manera adicional, resulta importante comunicar las estrategias de RSC en canales adecuados para audiencias específicas, como parte de la consultoría en marketing de BINDIVA te podemos apoyar para integrarlas dentro del sistema de comunicación organizacional de tu empresa.