Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas de Stephen Covey aplicados en una agencia de comunicación

Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas de Stephen Covey aplicados en una agencia de comunicación

“Una organización empoderada es aquella en la que las personas tienen el conocimiento, la habilidad, el deseo y la oportunidad de triunfar personalmente en una manera que guíe hacia el éxito colectivo organizacional”.
Stephen Covey

Un hábito es aquella acción que, a través de la práctica o la repetición de una conducta similar, aplicamos diariamente. Existen cinco tipos diferentes de hábitos: físicos, afectivos, sociales, morales e intelectuales. Sin embargo, Stephen Covey categoriza siete hábitos que abarcan todo el espectro, piezas clave en el ámbito profesional que una vez dominados, multiplicarán nuestra productividad.

Hábito 1: Ser proactivo
Las personas reactivas atribuyen su actitud y su propia naturaleza a factores genéticos, psicológicos o ambientales, es decir, son la simple reacción que reciben de estímulos externos. La persona proactiva en cambio, tiene la libertad de elegir cómo reaccionar a dichos estímulos, por lo que él mismo es el responsable de su actitud y su naturaleza. Una agencia no debe ser definida por las circunstancias, sino que elige cómo actuar frente a ellas.

Hábito 2: Empezar con un fin en mente
Toda agencia tiene un propósito y cada una está encaminada según el impacto que desean plasmar en la audiencia. Sin embargo, para lograrlo, debemos estructurar nuestra Misión Personal, aquel propósito único. Para ello, la agencia debe identificar los roles de su equipo y establecer metas personales para cada rol, así como actividades que faciliten el alcance de dicho propósito. Nuestra misión personal será tan significante como los resultados que se obtengan dentro y fuera de la agencia.

Hábito 3: Primero lo primero
Toda actividad se basa en dos simples aspectos: Importancia y urgencia. Las actividades importantes son todas ellas que son parte de la misión personal de la empresa, aquellas que requieren de trabajo diario. Las actividades urgentes son aquellas que necesitan atención inmediata. Sin embargo, podemos categorizarlas en 4 Cuadrantes.

1. Importante/Urgente:
Centrado en crisis y emergencias, proyectos contrarreloj y toda actividad no prevista.
2. Importante/No Urgente:
Actividades que forman parte de nuestra misión y visión y sus correspondientes metas y prevención de crisis.
3. No Importante/Urgente:
Juntas, citas o reuniones según la naturaleza de ellas, llamadas o correos electrónicos.
4. No Importante/No Urgente:
Actividades de recreación.

Aunque cada uno requerirá de nuestra atención, lo ideal sería invertir gran parte del tiempo en el Cuadrante 2, donde realizamos actividades relevantes que no generan estrés y previenen las crisis y emergencias del Cuadrante 1.

Hábito 4: Ganar/Ganar
Como agencia, debemos tener una mentalidad basada en el ganar/ganar ante los clientes y colaboradores. En un ganar/perder, se genera un perdedor, dicha situación incita como consecuencia fracaso, sentimientos negativos o potenciales enemigos. Un ganar/ganar produce mejores relaciones entre agencia y cliente, agencia y colaboradores y jefe y empleado. El objetivo de este hábito es generar confianza y crear aliados, pues ninguna agencia ha seguido adelante sin ellos.

Hábito 5: Comprender y ser comprendido
Una buena relación comienza con la empatía. Escuchar al otro y ponerte en sus zapatos no solo demuestra solidaridad, sino que ayuda a la agencia a comprender qué es lo que el cliente busca. Ser entendido es una necesidad universal y de las más intensas para el ser humano, por ello es clave para una relación efectiva, que a la vez abre puertas para crear relaciones ganar/ganar y que demuestran calidad en el servicio ante el cliente y colaborador.

Hábito 6: Sinergia
La suma de un todo es mayor al de sus partes. Si colocamos a dos personas dentro de un salón vacío, no hay solo dos elementos, están también su diálogo, sus pensamientos y sus ideas. La sinergia hace que uno más uno sea tres, pues a través de la comunicación y cooperación, dos personas son capaces de crear hasta un millón de ideas juntas, mejores y superiores a las de un solo individuo. Bindiva es la suma de trabajo en equipo, innovación y constante actualización.

Hábito 7: Afilar la sierra
Al igual que un herrero afila sus herramientas, como personas altamente efectivas debemos reforzar cada una de nuestras facultades profesionales. Afilar la sierra significa mejorar cada uno de los demás hábitos a través de la práctica, ser más proactivo, cumplir metas, priorizar, ganar, comprender mejor, trabajar en equipo e innovar más allá de lo esperado. Ser mejor persona, mejor agencia, mejor cliente, jefe, empleado, colaborador, etc. Ser mejor en cada rol y aspecto de nuestra vida.

Los 7 hábitos de Stephen Covey son principios atemporales y aplicables en cualquier ámbito que conforman leyes fundamentales para la efectividad de toda corporación. Dichos hábitos lo convirtieron a él y a su empresa en los gurús del asesoramiento sobre gestión de proyectos. Por ello, tenemos la certeza de que son altamente efectivos. En BINDIVA compartimos su mentalidad y consideramos importante compartirla desde la perspectiva de una agencia de comunicación.